Get Adobe Flash player

Cuando el formato porno se mete en la cama real

La publicista neoyorquina Cindy Gallop creó MakeLoveNotPorn.tv tras notar que los jóvenes están influenciados por el sexo actuado. Por Cara Buckley | The New York Times

NUEVA YORK.- Hace una década, la empresaria de mirada traviesa Cindy Gallop empezó a salir y a dormir con hombres de la mitad de su edad. Si bien la energía de ellos sumada a la experiencia de ella hacían una buena combinación, Gallop también dice haber notado una tendencia inquietante: las posiciones sexuales que proponían muchos de sus jóvenes amantes parecían extraídos íntegramente de la pornografía.

Así que Gallop, que ahora tiene 52 años y se ha reconvertido de ejecutiva publicitaria en empresaria de Internet, llevó sus conclusiones a la edición 2009 de la conferencia TED ( Tecnología, Entretenimiento y Diseño ). Allí dijo que debido al fácil acceso a las páginas de sexo de Internet, las jóvenes generaciones están aprendiendo “que el sexo se practica tal cual lo ven en la pornografía dura”.

“Soy una mujer madura, experimentada y segura de mí misma”, agregó Gallop, “y no tengo problema en admitir que es necesaria cierta reeducación, rehabilitación y reorientación”. Mientras las risas nerviosas recorrían una platea embelesada, Gallop presentó su sitio webMakeLoveNotPorn.com (“haga el amor y no pornografía”), en la que se compara el “mundo del porno” con el mundo del “sexo real”.

Por explícito y divertido que sea el lenguaje que empleaba, era un sitio de texto, que prácticamente no contenía imágenes. Ahora, Gallop ha decidido redoblar la apuesta con MakeLoveNotPorn.tv, una especie de YouTube para los eróticamente más osados. El sitio, que tiene unas pocas semanas de vida y todavía está en construcción, consiste enteramente en videos subidos por gente real teniendo lo que podría llamarse “sexo no actuado”.

Suscribirse es sencillo: para subir un video propio hay que abonar 5 dólares, para ver un video hay que pagar 5 dólares, y el 50 por ciento de las ganancias va a parar a quienes suben los videos. Cada video propuesto está sujeto a la aprobación de Gallop y su equipo. Hasta el momento, hay 13 videos. Comparadas con las crudas imágenes de la pornografía comercial, estos videos resultan suaves, apasionados, lánguidos, juguetones y profundamente humanos.

En uno de los videos, una jovencita moderna le arroja sus medias a un barbudo de lentes, y a continuación, entre risitas y gemidos, se desnudan y ponen manos a la obra. En otro video, Lily LeBeau y Danny Wylde, actores porno que son pareja en la vida real, muestran cómo tienen sexo fuera del trabajo, estimulándose lenta y progresivamente el uno al otro.

Gallop dice que ya se han registrado 19.000 usuarios, y que la mitad de las visitas provienen de países como China, Irak y Afganistán. Gizmodo, un blog sobre dispositivos electrónicos, calificó el sitio de “la plataforma de contenidos compartidos no aptos para el ambiente de trabajo que Internet estaba esperando”. “No se trata de actuar para la cámara”, dijo Gallop. “Buscamos lo cómico, lo caótico, lo absurdo. Buscamos lo real.”

Conseguir financiamiento para MakeLoveNotPorn.tv no ha sido fácil, pero Gallop dice que la motivó la buena respuesta y los comentarios que tuvo sobre el sitio original. En especial de parte de muchas mujeres que manifestaron que en la cama se sentían como atrapadas en la fantasía pornográfica de otro. “Para frenar el impacto del porno como educador primario de la sexualidad había que proponer algo con tanto poder de llegada y de infiltración social como la pornografía”, dice Gallop.

A pesar de sus estridentes opiniones, Gallop dice que no estaba en sus planes convertirse en una evangelizadora del sexo. Hija de madre china y padre inglés, Gallop creció en Borneo (“algo mucho menos interesante de lo que parece”) y estudió lengua inglesa en Oxford. Después de la universidad, se dedicó a la publicidad y entró en la firma londinense Bartle Bogle Hegarty, en la que rápidamente escaló posiciones. En 1998 se mudó a Nueva York, para hacerse cargo de la nueva filial de la firma en la Gran Manzana.

Allí Gallop supo sobresalir, ayudada en gran medida por su guardarropa. A la empresaria le gustan los vestidos ajustados de cuero negro, inspirados en personajes como Lisbeth Salander, de La chica del dragón tatuado, y Molly Millions, de la novela ciberpunk Neuromante , de William Gibson. “En el ambiente de la publicidad era imposible que pasara inadvertida. Era diferente, se distinguía. ¡Un verdadero personaje!”, dice William Charnock, amigo de Gallop de toda la vida y jefe de estrategia de R/GA, una agencia publicitaria digital interactiva. “Iba a los eventos en corsé de cuero.”

La casa de Gallop también es fuera de lo común. Su cavernoso “departamento negro” de 350 m2 en el barrio neoyorquino de Chelsea, fue cavado en las ruinas de un antiguo edificio de la Asociación Cristiana de Jóvenes, y parece un escenario de la película Blade Runner , pero como si lo hubiera rediseñado Carrie Bradshaw, protagonista de Sex & the City . Iluminado con spots y atiborrado de cuadros, tapizados de animal print , zapatos taco aguja de Gucci y muebles de laca china, el departamento de Gallop ya apareció en un episodio de La ley y el orden: Unidad de Víctimas Especiales , en un video musical de P. Diddy and Nelly y también, por supuesto, en las múltiples noches de sexo que finalmente llevaron a la creación de MakeLoveNotPorn.tv .

El gusto por los jovencitos se le despertó a causa de su trabajo. La agencia de publicidad para la que trabajaba estaba promocionando una página de citas online , y como quería tener una experiencia a fondo del producto, a sus más de cuarenta años, Gallop se abrió un perfil. Para su sorpresa y deleite, dice Gallop, la mayoría de los mensajes que recibía eran de hombres más jóvenes. Desde entonces, Gallop no ha vuelto a mirar atrás. “Me di cuenta de que era una mujer atractiva de mediana edad y sin intenciones de sentar cabeza. Mi carrera estaba volando alto. Nunca había querido casarme. Lo que quería era pasarlo bien. Y al parecer, los tipos gritaron: «¡Hurra!».”

Al principio, sus descubrimientos sexuales la tenían fascinada. En 2008, dio una conferencia en la universidad TED titulada Manifiesto del ToyBoy: por qué la dupla m ujer mayor-hombre joven es el modelo del futuro, en la que argumentaba que esa combinación, por lo general socialmente inaceptable, no sólo era sexualmente ideal, sino que también corregía el desequilibrio entre los géneros. A los hombres jóvenes, dijo Gallop, en aquella ocasión, la experiencia de vida de la mujer mayor les resultaba atractiva y no intimidante.

Pero cuando advirtió que muchos de sus jóvenes amantes no tenían más educación sexual que la que recibían de la pornografía, decidió hacer algo. “No estoy atacando al porno, sino la ausencia absoluta de un diálogo franco y sano sobre el sexo y la pornografía”, dijo.

Traducción Jaime Arrambide

Fuente: La Nación, 15/09/12

Deja un comentario

Current month ye@r day *

Dra. Maria Edith Martín
Consultas: (011) 15-54889308 Formación en Sexología Clínica y en Terapia Sexual Cognitivo Comportamental en la Cátedra Libre de Sexología de la U.B.A., con certificación de la Academia Internacional de Sexologia Médica (AISM)
leer Perfil
Entradas recientes en el foro